Vender es divertido: te lo demostraré

Preguntas frecuentes

Te puedo ayudar a que VENDAS MÁS y a que aumentes tu facturación, integrando que VENDER ES DIVERTIDO. Entiendo que ahora esta frase te choque, incluso que lo veas imposible o lejano. ¿Cuál es la razón de ello? Tienes muy interiorizado que vender es aburrir, insistir y ser pesado. ¿A quién le gusta hacer eso? Vamos a trabajar esas creencias para que puedas divertirte vendiendo.

Estoy convencido de ello y yo lo vivo así. Todos los días es algo diferente. Un día encuentras un cliente majo, el siguiente día ni te dirige la palabra. Debes rascar qué ha pasado ahí, en qué le puedes ayudar y por qué necesita de tu producto o servicio. Tienes que derribar miedos, tenderle puentes y soluciones. No hay nada más divertido que la novedad. El cliente tiene una información que tú no tienes y debes conseguirla, a través de las preguntas, con intención de poder ayudarle. No hay nada más divertido y gratificante para mi que acompañar a otra persona a conseguir sus objetivos.

Eso sólo lo sabrás tu. Yo te puedo acompañar a que trabajamos muchas cosas (respiración consciente, herramientas de la venta, cómo hacer una buena llamada telefónica, cómo visitar clientes, la capacidad de escucha). Aun así, yo no soy un asesor. No te voy a decir lo que tienes que hacer. Te voy a acompañar a que tomes consciencia sobre qué necesitas para vender más y eso sólo lo sabes tú.

He hecho varios cursos de ventas y sé perfectamente que cojean de lo más importante y es de cómo te sientes tú a la hora de vender. Está muy bien conocer herramientas a la hora de vender, pero si entras a una reunión comercial y te tiemblan las piernas o te duele el estómago, te aseguro que esas técnicas no te valdrán de mucho. Sé de lo que hablo, yo he pasado por ahí. Conocía muchas herramientas para la venta (técnica del sándwich, hablar de los beneficios a cada cliente tipo, la ley del silencio, técnicas de cierre…) pero hasta que no me trabaje qué entendía yo por vender y cómo me sentía delante del cliente, no empecé a vender más. Mi mayor diferencia es que trabajo en la PERSONA y en sus miedos y creencias.

El denominador común de mis clientes es que quieren mejorar y están dispuestos y comprometidos a ello. A partir de ahí, no hay ningún patrón típico. Puede ser un emprendedor en fase inicial, al cual le cuesta mucho salir a la calle a vender, una start-up que no está consiguiendo los resultados que desea,  un gerente de una empresa sin departamento comercial que quiere que todo el equipo venda  y que le acompañe a conseguir hitos y a definir su estrategia comercial, o una gran empresa que quiere dotar de habilidades a su departamento comercial.

Aunque parece que hoy en día el coaching suena en todos los lados y se genera bastante confusión sobre lo que es y lo que no es, ese trata de algo tan sencillo como lo siguiente: un acompañamiento al cliente a conseguir sus objetivos, utilizando la pregunta y los planes de acción.

No es asesoría, no es formación, ni siquiera es oratoria. Tampoco es una terapia. Es una técnica de análisis de miedos y creencias para poder derribar barreras y llegar a objetivos que actualmente los vemos muy lejanos. ¿Por qué soy un enamorado del coaching? Porque pienso que no hay nadie mejor que TÚ MISMO para saber qué tienes que hacer para llegar a tus objetivos. Yo sólo te acompañaré a que tomes consciencia de ello.

Te preguntarás en qué te puede ayudar el coaching y el porqué de aplicarlo a las ventas. La razón principal es que a mi me vino muy bien para poder vender más. El coaching es la herramienta perfecta para tomar consciencia sobre miedos y creencias y ser capaz de derribarlos, a través de planes de acción que tú mismo te pondrás.

¡¡Muy buena pregunta!! ¿Qué tengo yo que no tenga el resto? Para empezar, he pasado por donde estás tú ahora. Sé lo complicado que es salir a vender, derribar miedos y gritar a los cuatro vientos que tu producto o servicio es lo mejor para tu cliente. Yo ya he recorrido mi Camino de Viajante, sigo trabajando mis habilidades comerciales y he cambiado completamente mi visión de la venta. La razón principal de que me elijas es que entenderé perfectamente tu camino y estaré encantado de acompañarte a recorrerlo, con la intención de que te conviertas en el mejor VIAJANTE posible.

Mi primera experiencia en la venta fue con 16 años, cuando necesitaba vender bombones a toda la familia y a todo mi entorno para poder pagarme el viaje de fin de curso. ¿Te suena?

Más adelante, pasé a vender seguros de hogar, también he vendido ahorro energético y mi última experiencia fue como comercial de una fábrica de alambre. Tras darme cuenta que me divertía mucho vender y que necesitaba compartir esta visión con el resto del mundo, cree ELCAVI y me colegié como agente comercial.

El coaching llegó a mi vida en 2016,  mientras que trabajaba de comercial para la empresa fabricante de alambre y derivados. Fue un autentico descubrimiento en mi vida. Empecé a aplicar el coaching con mis clientes y los resultados fueron sorprendentes. Me certifiqué como coach y empecé a acompañar a personas a mejorar sus habilidades comerciales.

¿Estás seguro de ello? ¿Cuántas oportunidades de venta se te han pasado o cuantos pedidos has perdido por no ser capaz de escuchar a tu cliente? Es curioso como mucha gente me dice que “ellos no venden”. ¿Qué entiendes tú por vender? Permíteme demostrarte que VENDER ES DIVERTIDO. Mi objetivo es que te conviertas en una persona más eficiente, que pongas el foco en el cliente y que ganes más dinero, vendiendo más y sobre todo, integrando una nueva forma de vender.

Primero, ¡mi más sincera enhorabuena! Eso significa que estás haciendo muchas cosas bien.

Aunque, aprovecharía para preguntarte, ¿estás 100% satisfecho con tu desempeño personal y el de tu equipo? ¿Qué hay de tus sistemas y procesos? ¿Qué hay de tu vida? ¿Tienes tiempo libre? ¿Tienes un día libre?

Muchos de nuestros principales clientes acuden a nosotros no porque no estén satisfechos con su facturación, sino porque no están satisfechos con la calidad de su vida. Saben que existe un potencial dentro de su equipo y su persona que no están maximizando.

Nadie mejor que tú sabe que la mejora constante es necesaria y es lo que marca la diferencia entre mantener la ventaja competitiva o dejarse pillar por la competencia. ¿Seguimos mejorando?

¡Una reflexión muy interesante! Es verdad que aprender las características de tu producto o servicio me llevaría tiempo. Es por ello que soy de los que piensan que nadie mejor que la propia empresa o el propio gerente para poder vender su producto o servicio, ya que no hay nadie mejor que tú mismo para saber cómo, dónde y a quién vendérselo. Yo te voy a acompañar a que mejores tus habilidades comerciales y a que definas una estrategia comercial correcta. Por suerte, seguimos teniendo que tratar con personas para vender tus productos y servicios y es ahí donde yo puedo entrar. Te acompañaré a que mejores tus habilidades personales y a que aprendas a poner el foco en tu cliente, para acompañarle a cumplir SUS OBJETIVOS y así, que tú recibas dinero por ello.