Vender es divertido: te lo demostraré

¿Como consigo divertirme vendiendo?

19 febrero, 2019

“¿Vender es divertido? ¿Quien es el loco que defiende esa idea? Con lo que sufro yo cuando me toca salir de la oficina y tener que ir a visitar clientes”

Esta y muchas otras reflexiones son las que me llegan cuando mis clientes leen por primera vez que vender es divertido. Yo les entiendo perfectamente. Hace cinco años hubiera pensado lo mismo. ¿A quién le puede gustar que le contesten mal, que le hagan esperan o que ni siquiera le reciban?

Frente a esta situación, yo siempre pregunto lo mismo:

¿Qué es vender para ti? Te reto a que cojas un papel y un boli y lo escribas. Sé sincero contigo mismo, pon realmente que define para ti la venta. ¿Ya está?¿Hay algo que te llame la atención?

Si has puesto que vender para ti es ser insistente hasta que te compren, entiendo perfectamente que no te guste vender. ¿Para ti vender es obligar a alguien a que te compre tu producto o servicio? Entiendo también que lo odies. ¿Llamar hasta aburrir a la otra persona es para ti la venta? Normal, yo también odiaría la labor comercial. ¿A quién le gusta tener que aburrir a las personas para que compren algo que no necesitan?

El primer paso para entender que VENDER ES DIVERTIDO es cambiar tus creencias entorno a la venta. Yo pasé por ese proceso, hasta que entendí que vender es lo siguiente:

“Acompañar a tu cliente a conseguir SUS objetivos”.

Este cambio de percepción hizo que viera la venta desde otro punto de vista y que me diviertiese vendiendo. ¿Que tiene la venta de divertido? Te lo enumero en esta lista:

  • Jamás sabes lo que te vas a encontrar: cada visita comercial es un mundo. Un día te encontrarás a la competencia en tu cliente habitual, otro día tu cliente tendrá un mal dia y no será tan agradable como otras veces, otro dia te enterarás que tu cliente está trabajando con otro cliente tuyo.. Salir a vender es todo una aventura, no habrá un día igual, te lo aseguro.
  • Es todo un reto: tu objetivo tiene  que ser hacer ver a tu cliente que no eres el enemigo, sino una persona que quiere ayudarle y que con tu ayuda, él conseguirá sus objetivos y tu los tuyos. Si te gustan los retos, estoy convencido te encantará la labor comercial.
  • Te conocerás a ti mismo: no hay mayor herramienta de autoconocimiento que la venta. Aprenderás a superar miedos, a gestionarte emocionalmente y a entender que el cliente no tiene nada en contra tuyo.

Te podría dar miles de argumentos, pero esto solo lo entenderás en el momento que cambies creencias y lo integres en tu día a día. Desde ELCAVI estaremos encantados de acompañarte en este cambio. Y es que queremos demostrarte que VENDER ES DIVERTIDO.

Volver